Ruta literaria "El eco de la montaña"

Dentro de la página web de nuestro proyecto "Euroentornos: el mundo rural como oportunidad para el aprendizaje" dedicamos un capítulo aparte a la actividad que consideramos de mayor calado e impacto dentro de nuestro proyecto: la creación de la ruta literaria "El eco de la montaña". 

La fase final de nuestro proyecto, marcada por la irrupción mundial de la pandemia de la Covid 19, se vio salpicada de no pocas incertidumbres y de cambios importantes en el desarrollo de nuestro proyecto. 

Al finalizar el curso 2020 y teniendo en cuenta que la situación sanitaria no permitió realizar la movilidad de todo el alumnado a España y de formación del profesorado a Polonia, ambas programadas para la primavera de 2020,solicitamos una ampliación de 12 meses con la esperanza de poder llevar a cabo las actividades pendientes. Con el fin de preparar las actividades para la acogida en España, el proyecto KA229 Euroentornos se unió al proyecto KA101 "Atención a la diversidad a través del trabajo por proyectos" en el IES Pablo Díez que, en el seno de su grupo de trabajo por proyectos retomando el estudio del embalse del Porma. La literatura y el paisaje cobraron protagonismo con la obra del escritor leonés nacido en Vegamián Julio Llamazares: "Distintas formas de mirar el agua". Ya en el año 2019, como actividad del proyecto Euroentornos, el autor nos visitó y pudimos disfrutar de una jornada literaria inolvidable, dejándonos un mensaje claro y que, sin duda, cumple con los objetivos principales del proyecto: “reivindicar el orgullo de ser de pueblo”. El grupo de trabajo, formado por profesoras y profesores de diferentes asignaturas,trabajó sus contenidos propios a través del tema común elegido: la obra que narra los sentimientos de una familia que vuelve al embalse para depositar en el lugar en el que un día estuvo su pueblo las cenizas de Domingo, esposo, padre, suegro y abuelo de los personajes de la novela.

Durante el desarrollo del trabajo fuimos conscientes de que no podríamos finalmente llevar a cabo la acogida de alumnado en España, así pues surgió la idea de plasmar el trabajo realizado de algún modo que tuviera un impacto real en la zona y que, de algún modo, supliera el impacto que no podría alcanzarse debido a la cancelación de la visita.Se decidió entonces la creación de una ruta literaria, centrando desde ese momento el trabajo en facilitar el diseño de esta. La materialización de esta ruta aunaba a la perfección los objetivos de nuestro proyecto con el impacto esperado, ya que quedaría en la zona como huella del mmismo y como acción posterior y sostenible de Euroentornos. 
La propuesta fue la grabación de los textos seleccionados por el alumnado y la creación de unas siluetas en acero corten que contendrían unos códigos QR con estas grabaciones hechas en voz del profesorado y acompañados por una versión
de la obra popular Viva la Montaña.

Este proyecto que, finalmente se hizo realidad,colocó unas siluetas en el camino de Rucayo a Utrero, lugar en el que estuvo un día Ferreras, tierra natal de los protagonistas de la novela. Por otro lado, se colocaron tres atriles del mismo material en la carretera que bordea el pantano del Porma con los textos de los tres poemas de “Retrato de bañista” que Julio Llamazares escribió al descubrir la visión desoladora del pantano cuando se vació en 1983, narrados en la propia voz del autor. La idea fue acordada por las profesoras Nuria Rubial y Patricia Pérez (profesoras de literatura y música y coordinadoras del grupo de trabajo por proyectos y el proyecto Euroentornos respectivamente) en colaboración con el propio autor Julio Llamazares quien aceptó con suma ilusión la propuesta desde el primer momento Hablamos en primer lugar con el alcalde de Boñar, Pepe Villa, quien, emocionado con la idea nos ofreció todo su apoyo, tanto logístico como económico; nos pusimos también en contacto con la Fundación Cerezales Antonino y Cinia quienes, encantados con la idea se ofrecieron a colaborar con las grabaciones de los audios. El escultor Alejandro Sáenz de Miera, el ilustrador Pablo Pino y el Trío musical Adagio se encargaron de los trabajos profesionales que aportaron calidad a la ruta, estos últimos de forma totalmente altruista. La ruta literaria “El eco de la montaña” que finalmente se inauguró el 26 de junio en un acto al aire libre con la asistencia de unas 200 personas ha contado con una cobertura inimaginable en los medios de comunicación apareciendo en más de una veintena de artículos, reportajes y programas de prensa, radio y televisión (La 8 de CyL, El País o RNE entre los más destacados). Toda la información está recogida en una página web que contiene por supuesto el reconocimiento de la financiación de la Unión Europea al igual que los carteles de la ruta, diseñada por José Torrijos y enlazada con la página web de nuestro proyecto Euroentornos.